InicioBaloncestoBaloncesto: ¿por qué el tiempo de posesión es de 24 segundos?

Baloncesto: ¿por qué el tiempo de posesión es de 24 segundos?

El control del tiempo permite que los partidos sean más dinámicos. La cifra no se escogió al azar: es el resultado de una ecuación para propiciar un mayor número de lanzamientos.

En un partido de baloncesto, reducir el tiempo de posesión conlleva que los equipos dispongan de un mayor número de posesiones, más posibilidades de encestar, resultados más abultados… En definitiva, más espectáculo sobre la cancha. ¿Pero cuándo y por qué surgió la idea de limitar el tiempo de posesión? ¿Cómo se calcularon los actuales 24 segundos?

Históricamente, el juego de baloncesto consistía en meter canastas en el aro contrario y defender el propio sin ningún tipo de limitación de tiempo. Durante la década de los años 40 del siglo XX se popularizó una estrategia de juego entre los equipos con inferior calidad: una especie de ‘catenaccio’ con el que buscaban aguantar el balón al máximo para tener más posibilidades de victoria ante un marcador más limitado y ajustado. La NBA decidió intervenir para que el juego no perdiera atractivo y estableció un tiempo de posesión máximo para la elaboración de la jugada y su ejecución.

¿Pero cuánto debía durar ese tiempo máximo de posesión? Daniel Biasone, presidente de los Syracuse Nationals (los actuales Philadelphia 76ers), definió en 1954 la siguiente formulación matemática en base al tiempo de partido y puntuación “adecuada”:

12 minutos/parte x 60 segundos/minuto x 4 partes/partido: 2.880 segundos/partido. De manera que: 2.880 segundos / 120 tiros (media ideal estimada por partido) = 24 segundos de posesión

Por lo tanto, se estimó que el tiempo de posesión sería de 24’’ y así nació, en consecuencia, el reloj de posesión.

¿30 segundos o 24?

La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) adoptó también esta normativa en 1956, pero determinando un tiempo de 30” por posesión. Actualmente la posesión está establecida en 24” después que en la temporada 2000-2001 se unificase mundialmente 24” como tiempo de posesión disponible para lanzar a canasta. Como última evolución, que data del año 2010, se introdujo la regla de los 14”: si el partido se interrumpe quedando 14” o menos o tras rebote ofensivo, se reanuda la cuenta con 14” de posesión en lugar de 24”.

Marcadores de posesión

El control y la visibilidad de este tiempo de posesión en un partido de baloncesto es muy importante, por lo que está perfectamente reglamentado el uso de estos marcadores de posesión. Actualmente y para la alta competición es necesario instalar marcadores de tres o cuatro caras en los que los dígitos deben contar con una altura mínima de 30 centímetros y también deben mostrar el tiempo de partido.

En la última actualización del reglamento FIBA, válido desde el 1 de octubre de 2017, se han realizado unas últimas modificaciones:

  1. Los marcadores deben de mostrar las décimas de segundo durante los últimos 5 segundos.
  2. El color de los dígitos pasa a ser amarillo.
  3. Se incorpora una barra perimetral amarilla que se iluminará al término de cada posesión.

Estas reglas de posesión se han considerado como unas de las más importantes de la historia del baloncesto, ya que han permitido salvar y hacer mucho más ágil y dinámico este deporte, ayudando a crear espectáculo y llenar las gradas de todos los pabellones.

Artículo anterior
Nueva vida para los pabellones que llevan décadas sin cambiar de pavimento
Siguiente artículo
El atletismo de los XI Juegos Suramericanos de Bolivia se disputará con pista y equipamiento de Mondo