InicioBalonmanoCaucho, una elección segura: seis pabellones se equipan con pavimentos Mondoflex

Caucho, una elección segura: seis pabellones se equipan con pavimentos Mondoflex

Mondo está acondicionando polideportivos en Álava, Cantabria, Baleares, Madrid y Palencia. En total, se están instalando más de 5.700 metros cuadrados de su gama de pavimentos ultrarresistentes de caucho.

El caucho es un material que permite que el pavimento de los pabellones y polideportivos tengan un uso intensivo, facilitando además su limpieza y mantenimiento. La nueva generación superficies de caucho ultrarresistentes de Mondo, Mondoflex y Mondoflex II, está integrada por pavimentos compuestos por caucho natural y sintético que se caracterizan por ofrecer una superficie lisa, no porosa, antideslizante y bacteriostática. Ambos modelos están diseñados para recintos en los que se juega a deportes como baloncesto, balonmano, voleibol, bádminton o fútbol sala, además de acoger actividades multiusos. En estas semanas, seis pabellones españoles se están equipando con pavimentos Mondoflex de Mondo.

Las superficies de caucho Mondoflex ofrecen un rendimiento invariable en el tiempo, una gran resistencia al uso intensivo y seguridad para los deportistas por sus bajas emisiones de compuestos orgánicos volátiles. Mondoflex II cuenta además con un estrato en poliuretano que aporta un confort y una absorción de impactos de hasta el 25%, así como un comportamiento biomecánico completamente uniforme en toda la superficie. El aspecto estético es perfecto: además de la posibilidad de combinar un gran número de colores, no existen juntas al no necesitar cordón de soldadura.

Seguridad y calidad

La gama de pavimentos Mondoflex ha superado los requisitos que establecen las normativas del sector respecto a seguridad, calidad y sostenibilidad, cuenta con las homologaciones tanto de la FIBA como de la Federación Internacional de Balonmano y suma reconocimientos como los distintivos Greenguard y Greenguard Gold. Las superficies cumplen con el reglamento REACH, el marcado CE y están certificados conforme a la norma UNE EN14904, requisito que el mercado empieza a exigir como necesario en una apuesta clara por elevar la calidad y la seguridad en los pabellones polideportivos. Cuentan además con la evaluación de Euroclase al fuego conforme UNE EN 13501 y están catalogados como residuo no peligroso según el Catálogo Europeo de Residuos.

Everlay, el refuerzo ideal

La gama de pavimentos Mondoflex se puede combinar con Everlay, una lámina de fibra de vidrio aislante y estabilizante que se convierte en una base continua sobre la que se instala la superficie deportiva. Existen tres modelos de Everlay: A, Protection y High Protection. Everlay A es compatible con Mondoflex y Mondoflex II y aporta aislamiento frente a humedades por capilaridad con un mínimo espesor. Las versiones Protection y High Protection aportan además una absorción de impactos para el modelo Mondoflex igual o superior al 25% y al 35% respectivamente.

Gama de sistemas Mondoflex:

Clasificación según especificaciones de la norma UNE-EN 14904.

Otra ventaja: con las láminas Everlay se acortan los tiempos de instalación del pavimento al eliminarse los retrasos para que la solera se seque completamente. Al tratarse de una instalación de tipo flotante, el conjunto no queda pegado a la solera del pabellón, por lo que la vida útil del producto se alarga significativamente. Everlay también es una solución perfecta para sistemas de calefacción radiante, ya que no actúa como barrera térmica.

Seis pabellones

Durante estas semanas, Mondo está equipando con la nueva gama de pavimentos Mondoflex seis pabellones repartidos por toda España: los pabellones municipales de Alcúdia (Mallorca), Santa Cruz de Bezana (Cantabria) y Guardo (Palencia), las instalaciones deportivas del nuevo IES Zabalgana de Vitoria-Gasteiz y dos pabellones de la Universidad Antonio de Nebrija (Madrid).

Artículo anterior
Don Benito estrenará un nuevo campo de fútbol equipado con césped artificial de Mondo
Siguiente artículo
La Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) ha apostado por el avance en la investigación en la seguridad deportiva