El césped artificial de Mondo especialmente diseñado para hockey no pudo tener mejor lanzamiento: una competición de carácter internacional. Casi 300 jugadores y jugadoras sub-21 de nueve países disputaron en Valencia, entre el 28 de agosto y el 3 de septiembre, los Eurohockey Junior Championships. Los partidos se celebraron en dos sedes, las instalaciones del Polideportivo Verge del Carme-Beteró y en el renovado campo de Tarongers, donde el anterior césped se sustituyó durante el mes de agosto por el nuevo sistema de césped Mondohockey Elite EL tras la adjudicación a Mondo, por parte de la Fundación Deportiva Municipal del Ayuntamiento de Valencia, del contrato de renovación de la superficie anteriormente existente.

Las impresiones que dejó el sistema de césped de Mondo durante la competición fueron realmente muy positivas. Todas las selecciones nacionales que tuvieron la ocasión de disputar partidos o entrenar antes y durante la competición resaltaron la excelente calidad de la superficie MondoHockey Elite EL. Los jugadores y técnicos destacaron su gran función deportiva interacción jugador/superficie y stick-bola/superficie. La superficie es muy rápida, lo que facilita un rápido y raso desplazamiento de la bola.

En los distintos encuentros de los Eurohockey Junior Championships 2017 se enfrentaron las selecciones masculina y femenina de España, Inglaterra, Países Bajos, Bélgica, Irlanda y Alemania, mientras que Portugal y Austria solo lo hicieron en la categoría masculina y Francia, en la femenina. Problemas de salud truncaron la participación española, tanto de la selección masculina como de la femenina, por lo que no pudieron disputar sus partidos correspondientes por el tercer y quinto puesto. La selección alemana, en un gran gesto de deportividad, quiso compartir el bronce con los jugadores españoles. Países Bajos se proclamó campeona del torneo continental tanto en la categoría masculina como en la femenina.

Hockey valenciano

El renovado campo de Tarongers, cuya titularidad recae en la Fundación Deportiva Municipal del Ayuntamiento de Valencia, estará gestionado por la Federación Valenciana de Hockey. Sobre esta cancha entrenarán y competirán diversos clubes valencianos. No en vano, este deporte cuenta con notable afición en la ciudad, que cuenta con equipos como el Valencia C.H., el C.H. Xaloc Valencia, el C.D. Giner de los Ríos, el C.H. Carpesa o el C.H. San Vicente-Universidad.

En la misma instalación y anexo al campo principal de Tarongers se encuentra un mini pitch de hockey 7 donde también se instalará el sistema de césped Mondohockey Elite.

Mondohockey Elite

A principios de año, la Federación Internacional de Hockey (FIH) designó a Mondo como ‘Certified Manufacturer’, entrando así a formar parte del programa de calidad para césped artificial de la FIH. Mondohockey Elite EL, el sistema instalado en el Campus de Tarongers en colores azul y naranja, está certificado ‘FIH Global Category’.

Este sistema de césped, dotado de una base elástica de 15 mm de espesor, cuenta con unos monofilamentos especiales desarrollados y producidos por Mondo. Están dotados de una estructura semi-cóncava con nervios asimétricos texturizados y producidos con polímeros especiales y mediante una tecnología exclusiva, que facilitan una alta velocidad de bola garantizando una alta resistencia y durabilidad.

Además, la resistencia a la tracción es excelente dotando a la superficie de un extraordinario balance entre agarre y deslizamiento, lo que aporta a los jugadores una muy buena sensación de seguridad y alto rendimiento.

Además de su excelente función deportiva y técnica, los sistemas de césped artificial para Hockey desarrollados por Mondo cumplen con el reglamento REACH y cuentan con las certificaciones Greenguard y Greenguard Gold, un reconocimiento que avala que estos productos no emiten sustancias tóxicas que afecten a la calidad del aire y a la salud de las personas.

Artículo anterior
La Pretemporada Movistar de la Liga Endesa se disputa con cubos de posesión led de Mondo
Siguiente artículo
Voleibol, el deporte que nació a solo 13 kilómetros de la cuna del baloncesto