InicioFútbolLa sustitución del césped artificial de un campo deportivo sí puede ser sostenible: el estudio de viabilidad técnica

La sustitución del césped artificial de un campo deportivo sí puede ser sostenible: el estudio de viabilidad técnica

La retirada del anterior manto por medios mecánicos posibilita la recuperación de parte de los rellenos para el nuevo césped. Todo son ventajas técnicas, económicas y ambientales. Pero antes se debe realizar un estudio de viabilidad técnica de la propuesta.

El césped artificial de los terrenos deportivos tiene una vida útil, cuya duración depende de múltiples factores como la ubicación geográfica, la intensidad de uso y su correcto mantenimiento. Pero, llegado el momento de sustituir el césped, la retirada del anterior manto por medios mecánicos puede conllevar importantes ventajas técnicas, económicas y medioambientales. La principal es el reaprovechamiento de los anteriores rellenos de estabilización y técnicos, con su correspondiente ahorro económico.

Sin embargo, la aplicación de este método de retirada debe estar sometida a un estudio previo de viabilidad técnica en el que se analicen el estado de la instalación, la disponibilidad de espacio para acopio del material retirado, así como el estado del césped artificial y los rellenos de arena y granulado de caucho a nivel cuantitativo (con qué cantidad de mix arena/caucho cuenta el césped existente) y cualitativo (cuál es el estado de las propiedades mecánicas del granulado existente que pretende ser reaprovechado).

Los datos obtenidos de los ensayos son cruzados y el resultado sirve para validar la viabilidad del granulado de caucho para ser reutilizado como relleno en el nuevo sistema de césped artificial. De igual manera, también sirve para conocer la cantidad de relleno nuevo que habría que añadir, garantizando así su función técnica y deportiva.

Fases del estudio

El estudio previo del granulado consiste en el análisis de las propiedades mecánicas. Tras el cribado y tamizado del mix con el objetivo de separar la arena del caucho, este último es sometido a una batería de test para analizar su estado.

En primer lugar se realiza el análisis de su densidad real y aparente utilizando la metodología de inmersión, método del picnómetro líquido y método de valoración.

Posteriormente, se procede nuevamente al filtrado y tamizado -en este caso únicamente del granulado de caucho- con la finalidad de establecer su curva granulométrica.

A continuación se realiza un estudio de la influencia del envejecimiento mecánico en el grado de recuperación del granulado de caucho con el objeto de analizar el comportamiento de recuperación basado en sus propiedades elastoméricas mediante dos test, uno de compresión volumétrica y otro de creep-recovery.

Este tipo de ensayo permite determinar, conocer y comparar por un lado la rigidez de diferentes tipos de caucho y además la evolución de la deformación del material cuando es sometido a una carga compresiva constante, observando la fluencia de éste a lo largo del tiempo debido a su carácter viscoelástico y a la dependencia de las propiedades mecánicas con el tiempo.

En particular, en este ensayo se obtienen una serie de parámetros que informan del grado de recuperación del caucho.

Los datos obtenidos sirven para otorgar viabilidad técnica a la propuesta y de este modo determinar con fiabilidad en primer término si el relleno de granulado existente es apto para ser reutilizado y en segundo término, la cantidad de granulado de caucho necesario para realizar la aportación suplementaria que irremediablemente debe ser realizada al instalar el nuevo sistema de césped artificial.

Estadio de Atletismo 'Ciudad de Málaga', equipado con Sportflex Super X 720.
Artículo anterior
Málaga se vuelca con el Campeonato del Mundo Máster de atletismo, que se disputa sobre dos renovadas pistas Mondo
Pantalla led de Mondo en el campo de fútbol del Colegio San Agustín de Madrid.
Siguiente artículo
La vuelta al cole, estrenando pantalla led y pavimento deportivo en el pabellón