InicioAtletismo¿Por qué se contrapesan las vallas de atletismo?

¿Por qué se contrapesan las vallas de atletismo?

Para derribar una valla hay que aplicar una fuerza horizontal de entre 3,6 y 4 kilos en el listón. Los contrapesos se gradúan en función de su altura.

La valla es uno de los elementos que modifica y varía su configuración dependiendo de la competición que se vaya a celebrar y categoría de los participantes: hombres, mujeres, juniors, veteranos,…

Una de las variables más conocidas es la altura del listón que deben pasar los atletas. Este factor determina el posicionamiento de los contrapesos alojados en la base para mantener constante el momento de vuelco de la valla, aun modificando en dirección vertical la altura del listón para las diferentes categorías. Por ello las bases disponen de unos contrapesos graduables en función de la altura de la tabla, que aportan la resistencia al vuelco exigida para cada una de las alturas reglamentarias.

El Reglamento establece que para derribar una valla será necesario aplicar una fuerza horizontal de entre 3,6 kg y 4 kg en el borde superior de la tabla, independientemente de la altura a la que esté posicionado.

El sistema de contrapesos es, a día de hoy, el utilizado de forma general. Quizás en un futuro los avances tecnológicos, la investigación y la innovación permitan desarrollar vallas con otros sistemas.

Sistema manual o automático

El posicionamiento de los contrapesos se puede realizar de forma manual, desplazándolos mediante un “tirador” que se bloquea en la situación exacta y adecuada conforme a la altura establecida. En la base se suelen incluir unas guías graduadas que referencian la posición correcta conforme a la altura de la tabla.

Los contrapesos también se pueden graduar de forma automática modificando el posicionamiento al mismo tiempo que se cambia la altura de la tabla mediante unos “gatillos”. En este caso no son necesarias las guías de referencia, dado que el posicionamiento es automático y además se facilita y agiliza la configuración de las mismas.

En las competiciones al aire libre de 100, 110 y 400 metros, los atletas deben pasar 10 vallas (5 en el caso del 60 metros indoor). Por lo tanto, en una pista de 8 calles se deberán poner 80 vallas (60 en una pista de 6 calles y 40 en el caso de pista indoor). Es por ello que tanto el sistema de modificación de la altura del listón como de los contrapesos debe ser ágil, rápido y sencillo para favorecer el ritmo de competición. En este sentido, la valla de posicionamiento automático del contrapeso favorece esta labor.

Altura del listón

Las alturas de tabla más habituales son 762 mm, 838 mm, 914 mm y 1067 mm. Todas estas medidas admiten una tolerancia de + 3 mm. Algunas vallas incorporan también la altura de 1000 mm. Cada una de estas alturas conlleva un posicionamiento diferente de los contrapesos. La base en la que van alojados los contrapesos no medirá más de 700 mm.

El posicionamiento y masa del contrapeso, normalmente de acero, varían dependiendo de los fabricantes.

Para ciertas categorías de los campeonatos Master (veteranos) también son necesarias vallas de altura 680 mm. Estas llevan un posicionamiento especial del contrapeso y, por lo tanto, un proceso de fabricación específico.

Artículo anterior
La FIFA acredita la calidad de cinco campos de fútbol de Euskadi equipados con césped Mondo
Siguiente artículo
El fútbol base de Catarroja ya disfruta del nuevo césped de Mondo en el campo del polideportivo