InicioAtletismo19 zancadas para la historia: el salto de Bob Beamon cumple medio siglo

19 zancadas para la historia: el salto de Bob Beamon cumple medio siglo

En los Juegos Olímpicos de México 1968, el estadounidense ejecutó el llamado ‘Salto del Siglo’. El atleta visitará España en noviembre para asistir al Festival de Cine Internacional de Atletismo.

18 de octubre de 1968, Estadio Olímpico de México. Con el cielo encapotado y amenazando lluvia, comienza la final de salto de longitud de los juegos de la XIX Olimpiada. Ninguno de los presentes -ni los atletas, ni el público, ni tan siquiera los jueces- estaban preparados para lo que estaban a punto de presenciar: el joven estadounidense de 22 años Bob Beamon mira el foso desde el fondo del pasillo de saltos, agacha la cabeza y sale disparado. Diecinueve zancadas después, realiza una extraordinaria batida, se propulsa y vuela. Literalmente. Su marca, 8,90 metros, acababa de superar el récord vigente en nada menos que 55 centímetros. La proeza pronto fue bautizada: el ‘Salto del Siglo’.

Pese a estar a punto de no clasificarse para la final, en su primer intento rompió todos los registros. Tras tocar la arena, mientras seguía saltando por el foso, los jueces observaban a Beamon entre atónitos y maravillados. Fue tal la distancia alcanzada que el sistema de medición óptico que utilizaban les resultó insuficiente y tuvieron que utilizar la cinta métrica. El récord permaneció imbatido casi 23 años, hasta que Mike Powell saltó 8,95 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo de Tokio 1991. Powell logró la plusmarca en una final épica en la que Carl Lewis también consiguió batir el legendario record de Beamon en el intento anterior al de Powell, con un salto de 8,91m., aunque con viento nulo no reglamentario. A día de hoy, la marca de Beamon todavía es la mayor distancia alcanzada durante la celebración de unos Juegos Olímpicos.

Beamon consiguió que el atletismo se grabase con letras de oro en México ‘68, pero no fue el único: dos días después, otro estadounidense de 21 años, Dick Fosbury, volvió a asombrar al estadio con su mítico salto de altura. En esos JJOO se batieron 22 récords mundiales, favorecidos en parte por la gran altitud de la ciudad de México. Y esos Juegos Olímpicos fueron también los primeros en los que se utilizó pavimento sintético en lugar de una pista de ceniza o tierra batida.

Festival de Cine Internacional de Atletismo

Su récord se batió, pero Beamon sigue siendo una leyenda viva del atletismo. Muy pronto visitará España: el estadounidense será una de las estrellas invitadas de la primera edición del Festival de Cine Internacional de Atletismo, que se celebrará entre el 6 y el 10 de noviembre en el Teatro Principal de Donostia / San Sebastián. La organización le entregará, el día 8, unos de los dos Premios Aquiles Honoríficos; la otra galardonada será Niurka Montalvo, campeona del mundo de salto de longitud en Sevilla ’99.

Artículo anterior
Buenos Aires da el pistoletazo de salida al atletismo de los Juegos Olímpicos de la Juventud
El campo de fútbol ‘Pepín Cadelo’ de Puente San Miguel, con el anterior césped. En las próximas semanas estrenará césped Mondo.
Siguiente artículo
El campo de fútbol ‘Pepín Cadelo’ de Puente San Miguel estrenará césped Mondo