InicioAtletismoLa apertura de la jaula para el lanzamiento de martillo depende de la lateralidad del atleta

La apertura de la jaula para el lanzamiento de martillo depende de la lateralidad del atleta

La reglamentación de este equipamiento es muy estricta por motivos de seguridad. A lo largo de la historia se han lanzado ruedas de carro, rocas o martillos de herrero.

Ver quién lanza más lejos un objeto es una competición intrínseca a la propia naturaleza humana y una de las pruebas deportivas más antiguas. Homero, en la Ilíada, ya mencionaba las pruebas de lanzamiento de disco en los juegos funerarios de Patroclo, alrededor del año 800 antes de Cristo. La competición formaba parte del Pentatlón de los Juegos de la Antigüedad y siempre ha estado presente en todas las Olimpiadas desde 1896.

Por su parte, la IAAF sitúa los orígenes del lanzamiento de martillo aún más atrás: aproximadamente en el 2000 AC, cuando el guerrero celta Cúchulainn agarró una rueda de carro por su eje, la giró alrededor de su cabeza y la arrojó a una gran distancia. Más tarde vendrían rocas unidas a palos de madera, mazos o martillos de herrero. Incluso el rey inglés Enrique VIII aparece retratado en un cuadro lanzando un martillo. En 1895, el irlandés A. J. Flanagan revolucionó el sistema de lanzamiento usando la triple rotación apoyada en el pie izquierdo.

Jaula: seguridad y reglamento

El evidente riesgo que estas pruebas de lanzamiento suponen para los espectadores motivó el nacimiento de las jaulas de protección, que obviamente son uno de los equipamientos más reglados por la IAAF por motivos de seguridad y al que los técnicos prestan una especial atención.

El Reglamento de la IAAF (página 170 en adelante) determina que las jaulas pueden ser solo de protección del lanzamiento de disco (artículo 190 completo del reglamento) o de martillo (artículo 192), que engloba las normas tanto para el disco como para el martillo, pues estas últimas son más exigentes.

Descargar con más resolución

El diseño y construcción de la jaula puede ser cualquiera siempre y cuando cumpla con todos y cada uno de los requerimientos establecidos en el Reglamento de la IAAF. Dada la extensión de la normativa, analizamos los requerimientos de la jaula de martillo (Artículo 192), que es la de uso más habitual:

  • Su uso es obligado en competiciones tanto en estadios como fuera de estos siempre y cuando haya espectadores, pudiendo ser estructuras más simples en zonas donde no se realicen al mismo tiempo otras competiciones o haya personas o elementos susceptibles de accidentes en las proximidades.
  • Deberá soportar el impacto de un martillo de 7,26 kg a una velocidad de hasta 32 m/sg. y deberá absorber la energía del impacto evitando que rebote.
  • Será con forma de U. La abertura de la misma por donde salen los artefactos será de 6 metros y la distancia desde el centro del círculo de lanzamiento (en el caso de que estos sean tangenciales el círculo de martillo se instala detrás del de disco) hasta dicha abertura será de 7 metros.
  • Todas las medidas se referencian a la red de protección, no a la estructura de soporte de la misma.
  • La altura de la red en la parte trasera será de 7 metros y mínimo de 10 para los últimos paneles de 2,80 metros previos a las puertas.
  • Los artefactos en ningún caso podrán salirse por uniones o juntas de la red, pliegues o por debajo de esta.
  • La red, en las partes más próximas al círculo, debe quedar como mínimo a 3,5 metros del centro de este.
  • La parte delantera o embocadura dispondrá de 2 paneles de red móviles (puertas) de 2 metros de ancho x 10 de alto. Solo se operará (cerrará) en cada lanzamiento uno de estos paneles dependiendo de la “mano” del lanzador (diestro o zurzo). Deberán disponer de un sistema de anclaje / fijación.
  • La red debe ser de un material altamente resistente (fibra, alambre de acero…), siendo la malla de 50 x 50 milímetros para las de acero y 44 x 44 milímetros para las de fibra.
  • Cuando la jaula es utilizada para lanzamiento de disco y los círculos son concéntricos, las puertas o paneles móviles no tienen utilización debiendo estar estos completamente abiertos y no obstaculizando la abertura. Si los círculos son tangenciales (el círculo de disco está situado delante del de martillo) las puertas se alinearán con el resto de la jaula con el fin de alargar esta.

¿Dónde se coloca la jaula?

Dado el peligro que suponen las disciplinas de lanzamiento de martillo y disco, el posicionamiento, replanteo y orientación de la jaula en el estadio es crítica por lo que se debe prestar una especial atención y análisis. La RFEA (Real Federación Española de Atletismo) específicamente recomienda su instalación en la media luna de meta y en la esquina más próxima a la salida de 1.500 de la zona de concurso (media luna) por considerar que hay un mayor número de lanzadores diestros que zurdos.

Récords actuales

El récord mundial masculino de lanzamiento de disco lo posee el alemán Jürgen Schult, con 74.08 metros; el récord olímpico es del lituano Virgilijus Alekna, con 69.89 metros. En la categoría femenina, tanto el récord mundial como el olímpico también pertenecen a Alemania: Gabriele Reinsch, con 76.80 metros, y Martina Hellman, con 72.30, respectivamente.

Respecto al lanzamiento de martillo, los récord mundiales y olímpicos pertenecen a los rusos Yuri Sedykh (86.74) y Serguéi Litvínov (84.80), respectivamente. En la categoría femenina destaca un nombre propio: la polaca Anita Włodarczyk, récord del mundo y olímpico con la marca de 82.98 lograda en 2016.

Artículo anterior
La ilusión de cambiar tierra por césped artificial: Pazos de Borbén equipa su campo municipal con Mondo
Siguiente artículo
España da otro paso hacia el Mundial de Baloncesto sobre el nuevo pavimento de madera desmontable de Mondo