InicioSabías que...¿Cómo puedo autodiagnosticar si el pavimento de mi pabellón deportivo es seguro?

¿Cómo puedo autodiagnosticar si el pavimento de mi pabellón deportivo es seguro?

¿Cuándo se instaló? ¿Existen zonas irregulares? ¿Se controla la humedad y la temperatura? Un sencillo check-list de seis preguntas nos permitirá comprobar si cumple con las exigencias del marco normativo europeo.

Para que la práctica deportiva sea segura en los pabellones deportivos, un grupo de expertos independientes lleva años estudiando y analizando qué características deben cumplir los pavimentos sobre los que se desarrollan los deportes. Esos estudios han servido para conformar el actual marco normativo europeo y conocerlo asegura que, objetivamente, se tienen las herramientas y el suficiente conocimiento para evaluar la seguridad y la calidad de los pavimentos.

El actual marco parte de normativas desarrolladas en las décadas de 1980 y 1990, como la DIN 18032 y la norma francesa. En la actualidad, la norma europea que está en vigor es la EN 14904: 2006, elaborada por el CEN (Comité Europeo de Normalización) TC/217. Esta norma establece unos requisitos esenciales para obtener el marcado CE según la antigua Directiva de Productos de la Construcción. Entre otros aspectos, tiene en cuenta la fricción (deslizamiento) del pavimento, su durabilidad, la reacción al fuego, la absorción de impactos (≥25%) o la emisión de sustancias peligrosas.

Camino a la norma armonizada

La actual norma está siendo revisada por CEN para, entre otros objetivos, lograr que por fin se convierta en norma armonizada conforme al Reglamento Europeo de Productos de la Construcción (CPR).

Si la revisión es aprobada, los expertos europeos esperan además que se relancen las exigencias del mercado sobre la seguridad de los pavimentos con unas prestaciones de seguridad mínimas, sobre todo en los países del sur de Europa, como es el caso de España. La crisis económica ha afectado de manera muy negativa en la exigencia del mercado para este tipo de pavimentos: un estudio de 2011 revela que en ese año solo entre un 20 y un 30% de los proyectos que se redactaron exigieron el cumplimiento de la norma europea EN14904.

¿Y mientras tanto? ¿Cómo saber al menos qué tipo de pavimento está instalado en mi pabellón y si es seguro y adecuado? Esta pregunta es muy importante porque la crisis ha golpeado fuertemente tanto a la ejecución de pabellones nuevos como a la sustitución de pavimentos existentes que han llegado al fin de su vida útil tras años de uso intenso. Por lo tanto, es probable que una gran parte de las instalaciones actuales no cumplan con la actual norma. Para comprobarlo, basta responder a un breve cuestionario de seis preguntas:

Check-list  de autodiagnóstico

Pregunta 1: ¿Cuándo fue instalado el pavimento del pabellón? ¿Existe documentación del mismo?

Se debe prestar especial atención a si el pavimento es anterior a 2006, ya que eso implica que a priori no cumpliría con la normativa actual publicada ese mismo año (podría haber excepciones con sistemas de parques deportivos instalados conforme a la norma DIN18032, anteriores a 2006).

Pregunta  2: ¿Ha detectado visualmente zonas de irregularidades?

Para responder a esta pregunta se debe realizar un control de puntos críticos:

  • Estado de las juntas.
  • Estado de las zonas junto a las tapas de los anclajes.
  • Estado del gofrado (o incluso brillo diferente) en las zonas de más intensidad de juego.
  • Estado de las juntas perimetrales respecto de la pared.
  • Zonas de bolas, burbujas y arrugas.

Pregunta 3: Durante el juego, ¿existen zonas de comportamiento irregular?

Se debe verificar la respuesta uniforme en diferentes puntos:

  • Zonas de diferente resbaladicidad.
  • Zonas de diferente bote de la pelota.

Los puntos que se deben comprobar son:

  • Zona donde visualmente se detectan irregularidades.
  • Zona de alta intensidad de juego (como, por ejemplo, la zona conocida como ‘botella de baloncesto’).

Pregunta 4: ¿El protocolo de mantenimiento (limpieza) sigue las recomendaciones del fabricante?

Un protocolo de mantenimiento erróneo puede afectar directamente en el valor de fricción del pavimento deportivo, y por lo tanto afectar al cumplimiento de la norma respecto a la resbaladicidad.

Pregunta 5: ¿Las condiciones de humedad y temperatura están controladas en la instalación y son las adecuadas?

Esta cuestión es especialmente importante para garantizar el comportamiento uniforme y seguro de los parqués deportivos, dado que influye directamente en el comportamiento de las juntas. También puede afectar a todo tipo de pavimentos una excesiva humedad, sobre todo en su resbaladicidad.

Pregunta 6: ¿Cómo asegurarme del nivel de adecuación del pavimento de mi pabellón conforme al marco normativo existente sobre seguridad?

Esta pregunta es la que permite el diagnóstico más certero, dado que si se decide a contratar un análisis externo, realizado por un laboratorio acreditado, podrá conocer su situación objetiva respecto a los requisitos de seguridad de la norma UNE EN14904. Estos ensayos serían nuestra recomendación:

  • La fricción según la norma EN13036-4.
  • La absorción de impactos según la norma EN14808.
  • El bote de balón según la norma EN12235.
  • La deformación vertical la norma según EN14809.

Además de solicitar los valores medios, es fundamental que se haga  una evaluación de la uniformidad entre diferentes puntos del pavimento, sobre todo de los puntos críticos antes mencionados.

Conocer el estado actual de un pavimento existente es el paso previo a la definición de las operaciones necesarias para una renovación posterior. Si se comprueba que no se tiene una instalación conforme a los requisitos de las normas actuales de seguridad, hay que ser conscientes de ello para hacer una correcta valoración de los riesgos que se asumen.

Artículo anterior
Es Mercadal (Menorca) inaugura su nuevo campo de fútbol equipado con césped DUAL y subbase elástica
Siguiente artículo
El fútbol base de Casetas suma un nuevo terreno de juego municipal equipado con césped Mondo