InicioAtletismoCarreras con obstáculos: ¿cuáles son las nuevas medidas fijadas por World Athletics y qué implican?

Carreras con obstáculos: ¿cuáles son las nuevas medidas fijadas por World Athletics y qué implican?

El reglamento técnico 2020 ha incorporado una nueva altura para las pruebas masculinas Sub18 y las pistas que incumplan este requisito no podrán obtener la homologación de la RFEA. Además, se ha fijado una profundidad única para la ría y se ha establecido la distancia del travesaño respecto al plano de agua.

En atletismo, existen dos distancias estándar para las carreras con obstáculos, 2.000 y 3.000 metros, y en ambas se debe saltar una serie de obstáculos o vallas y un elemento muy singular, la ría. En las carreras de 3.000 metros se saltan 35 obstáculos, de los cuales 7 son la ría; en las de 2.000 metros son 23 obstáculos, de los cuales 5 son la ría.

Todos los obstáculos, incluido el de la ría, deben de estar dotados de un sistema de regulación de altura. Hasta el año 2019, estas alturas eran dos: 0,914 m ± 0,003 mm para las pruebas masculinas Senior y Sub20 y 0,762 m ± 0,003 mm para las pruebas femeninas. Aquí llega la primera novedad: en la edición 2020 del Reglamento Técnico de World Athletics se incorpora una nueva altura, 0,838 m ± 0,003 mm, para las pruebas masculinas Sub18 que se realizan sobre una distancia de 2.000 metros.

Dada la importancia de esta modificación, el Comité Nacional de Jueces de la RFEA publicó una circular en la que se informaba a todas las empresas involucradas en la construcción de nuevas instalaciones atléticas que el obstáculo fijo de la ría «deberá cumplir con esta nueva normativa y, en caso de no hacerlo, será considerada una deficiencia que no permitirá la obtención del certificado de homologación. De igual forma, se recomienda a las empresas responsables de la fabricación y suministro de material técnico de atletismo, que los diseños de sus obstáculos móviles también se ajusten a esta nueva normativa, permitiendo la fijación de los mismos a: 0,762m (±0,003m) / 0,838m (±0,003m) / 0,914m (±0,003m)».

Ría en la pista de atletismo de Dénia (Alicante), renovada este año.

Profundidad de la ría

La propia ría también ha sufrido cambios. Hasta el reglamento del año 2007, la única profundidad permitida era de 70 centímetros. A partir del 2008 y hasta 2019 (Reglamento 2018/2019) se permitía una profundidad máxima de 70 centímetros y mínima de 50 cm, pero ya desde el 2008 se recomendaba construirlas con la profundidad mínima permitida.

El Reglamento Técnico 2020 de World Athletics establece que la única profundidad permitida es la de 50 centímetros ± 0,5. El artículo 23.6 de la Regla 169 indica: «La profundidad del agua más próxima a la valla tendrá 0,50 m ± 0,05 m en una extensión de aproximadamente 1,20 m. Desde este punto el fondo tendrá una pendiente regular ascendente de 12,4º ± 1º hasta el nivel de la pista, al extremo final del foso de agua».

Si bien siguen siendo aceptadas las rías construidas conforme al reglamento 2018/2019.

Distancia del travesaño

Finalmente también se ha incorporado otra modificación que ha pasado muy inadvertida. Esta es la distancia de la cara externa del travesaño de madera del obstáculo al plano de agua. Hasta ahora esto no estaba delimitado, pero en la actual edición se establece que no deberá ser superior a 0,225 metros máximo incluido el obstáculo.

Artículo anterior
‘Corona de laurel’ para Sabiñánigo: la pista de atletismo ya cuenta con su nuevo pavimento Sportflex Super X 720
Siguiente artículo
Seguridad en equipamientos deportivos: guía práctica para elegir asientos para instalaciones cubiertas o al aire libre