InicioBaloncestoQué son los pavimentos flotantes para pabellones: 7 claves que debes conocer

Qué son los pavimentos flotantes para pabellones: 7 claves que debes conocer

¿Por qué es mejor un pavimento flotante que otro pegado a la solera? ¿Qué beneficios aporta la lámina aislante? ¿Qué norma regula los aspectos técnicos y de seguridad de estas superficies? Traemos respuestas:

  1. Un pavimento flotante es un pavimento que no se encuentra pegado a la solera inferior. Teniendo en cuenta esa definición, todos los sistemas de parquet deportivo son pavimentos flotantes. Pero este término, en el ámbito del pavimento deportivo de interior, se aplica fundamentalmente a los pavimentos sintéticos prefabricados (caucho y PVC).
  2. Un sistema de pavimento desmontable (temporal) es también por definición un pavimento flotante, dado que para mantener su carácter desmontable nunca se pega al suelo y, normalmente, se utilizan cintas adhesivas de unión para mantener los rollos unidos entre sí. Sin embargo, tampoco en este caso se suele usar la definición de pavimento flotante ya que estamos hablando de un pavimento de cobertura normalmente usado en alta competición, que funciona más como una alfombra (también llamada tapiz) que permite diferenciar visualmente la pista del deporte en la que se va a competir. Algunos ejemplos claros son los tapices de bádminton, las pistas desmontables de voleibol, etc.. En estos pavimentos prima la ligereza para un rápido montaje/desmontaje. También existen en el mercado pavimentos sintéticos de PVC de carácter fijo que no se pegan al suelo y se instalan mediante unión de los rollos con cinta adhesiva y cordón de soldadura, que se denominan habitualmente como pavimento posado.
  3. Entonces… ¿a qué nos referimos cuando hablamos de que el pavimento sintético de un pabellón es flotante? La diferencia fundamental radica en el que el pavimento es de uso fijo (no desmontable) pero en vez de estar pegado directamente a la solera se pega a una lámina impermeabilizante y estabilizante inferior que se extiende sobre la solera. Las operaciones de pegado se realizan en obra y las juntas de los rollos de la lámina inferior no deben coincidir nunca con las juntas de los rollos del pavimento superior. Una vez ejecutado, el pavimento es un único manto que queda completamente flotante.
  4. ¿Por qué es mejor un pavimento sintético flotante que uno pegado al suelo? El beneficio es un considerable alargamiento de la vida útil del producto. Aislar el pavimento de la solera es un seguro de vida, especialmente cuando hay posibilidades de que aparezcan problemas de humedad por capilaridad. La solera de un pabellón es un área extensa (normalmente superior a 1.000 m2) y es habitual que en momentos puntuales aparezcan humedades, sobre todo en pabellones cercanos a cauces fluviales. La humedad, cuando aparece, afecta y degrada la cola de unión que se usa para instalar los pavimentos sintéticos pegados y es entonces cuando aparecen las burbujas, muy habituales en pabellones antiguos y que necesiten ser renovados. Si el pavimento está aislado de la solera, aunque se produzca una humedad, la cola no se ve afectada porque se encuentra protegida por la lámina aislante inferior.
  5. Otros beneficios de la lámina aislante es que puede aportar al sistema no solo aislamiento, sino también otros aspectos biomecánicos como una mayor absorción de impactos (la norma UNE EN14904 exige un mínimo de un 25% para pavimentos polideportivos de interior). Así mismo, otra razón para apostar por un pavimento flotante es que la estabilidad del manto final es enorme gracias a que la lámina inferior estabiliza la capa de uso.
  6. Una buena ejecución de la instalación de la superficie es vital para que se obtengan todos los beneficios de un sistema de pavimento deportivo sintético flotante, por lo que se recomienda que la instalación la realicen equipos homologados y con experiencia en la ejecución de este tipo de sistemas flotantes.
  7. A la hora de plantearse la decisión de un pavimento deportivo flotante hay que considerar inevitablemente que la norma de referencia a exigir es la UNE EN14904, que regula los requisitos esenciales que deben cumplir, así como el marcado CE (Declaración de Prestaciones). Esta norma regula no solo los aspectos técnicos del pavimento para garantizar la seguridad en el juego (por ejemplo, la absorción de impacto) como otros aspectos de seguridad para el usuario, tales como el comportamiento frente al fuego (Euroclase según la UNE EN13501) o la emisión de formaldehídos. Hay que destacar que los certificados de los laboratorios externos que acreditan conformidad deben incluir a todo el sistema flotante, es decir, tanto el pavimento superior como la lámina inferior aislante, analizados siempre encolados entre sí y no por separado.
Artículo anterior
Una pista de récord para entrenar y competir: Sportflex Super X 720
Siguiente artículo
Lebrija apuesta por la calidad y renueva el césped de su campo municipal con el sistema 4NX