InicioAtletismoVisión de lince y precisión quirúrgica: Mondo distribuye en España FinishLynx, el equipo de cronometraje electrónico más reconocido del mundo

Visión de lince y precisión quirúrgica: Mondo distribuye en España FinishLynx, el equipo de cronometraje electrónico más reconocido del mundo

La tecnología de ‘video finish’ ha revolucionado el cronometraje de la llegada a meta en deportes como el atletismo, ciclismo o patinaje. En apenas año y medio, Mondo ha suministrado 15 equipos a diversos recintos deportivos españoles.

Una ‘video finish’ es un sistema de cronometraje electrónico de precisión que se utiliza en todos los deportes con llegada múltiple de participantes que precisen gran exactitud y precisión del tiempo. No en vano, una centésima de segundo puede proclamar a un campeón o conllevar un nuevo récord del mundo. Hoy en día, FinishLynx es el sistema de ‘video finish’ más reconocido en el mundo. Se ha utilizado como soporte de cronometraje oficial en grandes eventos deportivos de todo el mundo, incluyendo los Olympic Trials de atletismo, MotoGP, la NASCAR, el Tour de Francia o el Giro de Italia, entre un largo etcétera.

Lynx System Developers es la empresa fabricante de la tecnología FinishLynx. Produce los sistemas de cronometraje fotofinish totalmente automáticos con las cámaras de barrido lineal y la tecnología y el software de cronometraje para eventos deportivos a nivel mundial. Mondo distribuye este equipamiento en exclusiva en España y, en apenas año y medio, ha suministrado más de 15 de estos equipos para instalaciones de atletismo, ciclismo o remo, entre otras disciplinas deportivas.

Adiós a la ‘foto finish’

¿Cómo funciona FinishLynx? Para fijar el orden de llegada a la línea de meta, estos equipos electrónicos de videocronometraje realizan series de fotografías (desde 1.000 a 10.000 fotografías por segundo) y en cada una de ellas se indexa el tiempo realizado, de forma que posteriormente se puede certificar con la máxima exactitud.

Las ventajas de los equipos de estas ‘video finish’ frente a las ya obsoletas ‘foto finish’ son, entre otras, la inmediatez de los resultados, la fiabilidad y la precisión. Con la ‘video finish’ también se pueden comprobar fácilmente los registros, que quedan guardados en un ordenador para posteriores verificaciones o para atender cualquier tipo de reclamación.

Además de las prestaciones técnicas, las nuevas ‘video finish’ cuentan con un manejo mucho más intuitivo, se montan y alinean mucho más rápido y son muy seguras respecto a la realización del cronometraje.

Frente a los antiguos equipos de ‘foto finish’ -en los que incluso se precisaba de una cámara oscura para revelar las fotos sobre la marcha con el tiempo que esto conllevaba-, las nuevas cámaras de video suponen una auténtica revolución:

  • Los actuales sistemas proporcionan los tiempos y resultados prácticamente en tiempo real.
  • La velocidad de captura pude ser de hasta 10.000 imágenes por segundo.
  • La anchura de la meta puede ser mucho mayor, hasta más de 100 metros
  • Es posible iniciar el cronometraje inalámbricamente y de forma electrónica (pistola electrónica) sin necesidad de cables ni munición de fogueo.
  • La lente (zoom, enfoque e iris) se maneja desde el ordenador, por lo que no es necesario tocar la cámara.
  • El alineamiento de la cámara con la línea de meta se realiza desde el propio ordenador.
  • El software es capaz de cronometrar más de una carrera al mismo tiempo.
  • Disponen de salidas HDMI directas desde la cámara que posibilitan poder transferir el tiempo de carrera y los tiempos finales una vez realizado el cortometraje, así como las imágenes capturadas, a cualquier pantalla o monitor.
  • Disponen también de los interfaces para marcadores y anemómetros por cable o por radio.

Deportes que utilizan ‘video finish’

Los equipos de ‘video finish’ se utilizan en múltiples deportes en los que, por sus propias características, requieren un sistema que ofrezca un control de tiempos y llegadas exacto y preciso. Entre otros, ya se empleo en competiciones de atletismo, hípica, ciclismo (en pista o en carretera), remo, patinaje (de ruedas o hielo), carreras de coches y motos, esquí y piragüismo.

En atletismo, por ejemplo, la IAAF establece el uso obligatorio de estos equipos en todos los campeonatos del Mundo, Juegos Olímpicos y campeonatos de uno o varios continentes, recomendando su uso además en todas las competiciones de cualquier nivel en las que sea posible. La Real Federación Española de Atletismo (RFEA), por su parte, exige este sistema de cronometraje en todas las competiciones organizadas y controladas por ellos.

Equipos Lynx en España

Mondo ha suministrado equipos de ‘video finish’ a la RFEA así como a muchas federaciones autonómicas de atletismo (Andalucía, Cataluña, Baleares, Castilla León, Galicia, Madrid, Levante,…) y a algunas provinciales. Muchos de ellos han sido adquiridos por gobiernos autonómicos y ayuntamientos y han pasado a formar parte de sus estadios.

Recientemente se ha suministrado este equipamiento al Estadio Vallehermoso de Madrid, al Consell de Ibiza, al Instituto Navarro de Deportes para la pista de Larrabide (Pamplona), al Cabildo de Tenerife para la pista del Centro de Tecnificación Deportiva de Tincer en Santa Cruz de Tenerife, a la Junta de Castilla León para su centro deportivo de Rio Esgueva, a la Federación de Atletismo de la Comunitat Valenciana, a la Federación Española de Remo, a RS Sport -empresa cronometradora de eventos de ciclismo-, a la pista SEIA en Portugal y al Ayuntamiento de Cuenca para la pista de atletismo del complejo deportivo Luis Ocaña.

Además, los equipos Lynx son totalmente compatibles con los Mondo Smart Systems, convirtiendo así a las pantallas de leds en un elemento fundamental para la transmisión de información y datos tanto al público como a los participantes, además de ayudar a fomentar el espectáculo por su agilidad.

Artículo anterior
Dos Hermanas se despide del albero y apuesta por el césped de Mondo para equipar ocho campos de fútbol municipales
Siguiente artículo
Seguridad en pabellones deportivos: cómo verificar que el equipamiento cumple con la normativa